Poquita ropa

En esta ocasión cito a Ricardo Arjona que dice: “En la poquita ropa de las cosas habita la belleza básica cansada del disimulo de su magnitud por culpa del exceso de las prendas”. Analicemos un rato.

Mágicamente de acuerdo, a veces cuesta desprenderse de los adornos que usamos, olvidando que la verdadera belleza no cuesta, cada quien carga con ella , solo hay que saber encontrarla.

La poquita ropa, no solo debe de limitarse a la intimidad, como muchos ya están pensando, debe de extenderse a los momentos, a esos que fabricamos los soñadores porque sabemos que son la gasolina de la vida. Debe de extenderse, al modo de vida “keep it simple”, a los besos que van cansados de que no se le den el valor que merecen, besemos más y preocupémonos menos.

Llevemos poquita ropa en la capacidad de asombro de lo que trae el nuevo día para apreciar aquello que se nos ofrece de gratis, llevemos poquita ropa para no acostumbrarnos a ese apretón de cariño que a veces rechazamos porque aprieta, a ese detalle dulzón que como cada día ignoramos porque hastía, a esa llamada que recuerda que alguien nos piensa.

Llevemos poquita ropa para detenernos en esos detallitos que nos dan y otros no tienen, los cuales ya ni nos causan sorpresa, porque llegamos a pensar que es algo común y por si fuera poco hasta rutinario se nos vuelve.

Llevemos poquita ropa para apreciar esos momentos que sabemos que serán irrepetibles en nuestra vida.

Y tú, ¿para qué crees que deberíamos de llevar poquita ropa?

Un comentario en “Poquita ropa

¡Déjame tu comentario! Me encantará leerlo

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s