Salirse de las líneas…

“Mi pregunta es, ¿qué tiene de malo salirse de la línea? (en sentido figurado y literal).”

pensando y escribiendo

Desde pequeños se nos inculca la disciplina en las escuelas. La disciplina no tiene nada de negativo si te enseña a cómo reaccionar y a convivir con los demás; sin embargo, me da tristeza saber que muchas veces los sistemas implementados en las distintas instituciones sociales (educativas, laborales..,) no hacen más que reprimir las capacidades humanas.

Admiro mucho la creatividad de los pequeños y su gran alegría. Tengo una hermanita de 4 años que ilumina todo a su paso con su entusiasmo y gran imaginación: canta y baila sin razón aparente, es la felicidad pura. Es una niña muy inquieta y cuando, este año; empezó a asistir a un colegio católico (no crítico esta institución, sino su metodología), noté que no le gustaba, es demasiado serio y rígido para alguien con tan vivaz personalidad.

Cuando de niños se nos enseña a colorear, los maestros nos dicen que para hacerlo bien

Ver la entrada original 400 palabras más

¡Déjame tu comentario! Me encantará leerlo

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s