18/04/13

Ignorando la propia realidad sentimental, envuelta en una esfera de acero que inconscientemente rechaza cualquier muestra de afecto y cariño que se le brinde, porque fué herida.

Con una barrera que separa su razón, corazón y el lado salvaje del ser humano; muchas veces se mezclan batallando a diario con una montaña de imperfecciones y dudas. Más que miedo y rechazo, le falta voluntad no al corazón, sino al alma.

Voluntad para aceptar que los tiempos han cambiado, para entender que detrás de la oveja, está el lobo, voluntad para callar…

Va cansada a pesar de ser tan joven, carga una cruz la cual se le cayó hace mucho tiempo pero aún siente su peso. FIN.

¡Déjame tu comentario! Me encantará leerlo

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s