Sucursal en la tierra

No necesitas un aura constante sobre tu cabeza como símbolo de bondad, no necesitas vestir de blanco como símbolo de tu pureza, no necesitas andar descalzo como símbolo de celestial, ya que llevas snickers.

No eres omnipresente pero cuando me encuentro bajo la necesidad de un hombro para desahogar mis penas, ahí estas, acudiendo de inmediato.

No necesitas ser santo, puro y casto para entrar en mi reino, cometo errores y así me aceptas.

Cierto que existen ángeles que nos cuidan desde el cielo, pero también cierto que cada ser humano tiene su propio ángel en la tierra y yo tengo los mejores.

¡Déjame tu comentario! Me encantará leerlo

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s